La cultura como Derecho Social y Constitucional - Alejandro Guillier

La cultura como Derecho Social y Constitucional

La democratización de la cultura y su construcción como derecho social es el desafiante pero provechoso camino que propone el candidato progresista, Alejandro Guillier.

Desde la inclusión de la educación artística en la totalidad del currículum escolar hasta la consagración del Derecho a la Cultura como parte de la Constitución Política de la República de Chile, anunció Alejandro Guillier en el Foro Cultura y Economía Creativa.

La deuda que existe con el entendimiento de la cultura como un derecho y no una mera actividad dependiente de recursos económicos o de las elites, se ha convertido a través de los años en una discusión que ha quedado relegada a grupos selectos, donde el mundo artístico se ve separado por una barrera infranqueable del resto de la ciudadanía.

¿Por qué sucedió esto?

La cultura fue duramente combatida durante la dictadura de Augusto Pinochet, debido a su rol político y de dignidad para una sociedad que estaba agotada y hastiada de violencia y represión. El cierre de teatros, la eliminación de las artes del currículum educacional, la persecución de artistas por parte de los organismos del Estado, se convirtió en pan de cada día. Más allá de entenderlo como actos antojadizos, conllevaba un importante entendimiento de que el acceso a la  cultura, hasta ese momento, era un arma altamente peligrosa para quienes robaron el poder en Chile.

Durante la transición a la democracia y los consiguientes gobiernos, es innegable el intento por sacar a flote algo que había sido incansablemente hundido. La creación del Fondart y El Consejo Nacional de la Cultura las Artes fueron reflejo de ello, pero es efectivo también que ha sido insuficiente.

Entendiendo lo anterior, la consagración Constitucional señalada por Alejandro Guillier no es una medida al azar. Lo que se busca a es darle importancia y protección a través de un “paraguas”, donde toda la legislación vaya acorde al reconocimiento de la cultura como derecho de todos los chilenos y chilenas.

El financiamiento ha sido un largo y complejo problema de desarrollo en Chile. Debido a esto, Alejandro Guillier aseguró que durante su administración se implementarán subsidios destinados a financiar tanto la cultura como la ciencia a través de instituciones como el Banco Estado, el Ministerio de la Cultura o los Fondos Regionales, señalando que “Son las grandes plataformas y los grandes motores del desarrollo de un pueblo en el Siglo XXI”.

Por último, el candidato a La Moneda manifestó que en caso de resultar electo, implementaría una radio y un canal cultural dedicado al descubrimiento de nuevos talentos.

La cultura debe ser una inversión en los gobiernos democráticos y rechazar el valor de esta en torno a la dignidad, no solo del individuo sino que de toda una sociedad, es desconocer a todos quienes han trabajado incansablemente por impulsarla.