El mundo del trabajo y la necesidad de la titularidad sindical - Alejandro Guillier

El mundo del trabajo y la necesidad de la titularidad sindical

La Constitución de 1980 y el Plan Laboral de José Piñera, hermano del candidato presidencial de Chile Vamos, han logrado consagrar la debilidad de los trabajadores en el mundo laboral. El desafío hoy es volver a empoderar para cambiar las cosas.

La negociación colectiva, el derecho a huelga y la titularidad sindical son conceptos que desde el mundo del trabajo son bandera de lucha y con justa razón: son el tridente que permite equiparar las desiguales relaciones de poder que existen al interior de las empresas entre empleadores y trabajadores.

Los bajos niveles de sindicalización, los desincentivos existentes y la restricción del derecho a huelga, han llevado a que las demandas desde el mundo de los trabajadores deban ser respondidas por los candidatos presidenciales.

Por otra parte, la institucionalidad ha hecho lo suyo. La negativa del Tribunal Constitucional al declarar la titularidad sindical como inconstitucional, ha representado para el progresismo un desafío importante en materia laboral.

El candidato presidencial Alejandro Guillier, aseguró, durante la actividad convocada por la Central Unitaria de Trabajadores que durante su administración apostará por fortalecer la titularidad sindical durante los procesos de negociación colectiva“Todos los países democráticos del mundo  tienen sindicatos fuertes que negocian colectivamente y confían en la voz de sus trabajadores”, manifestó.

A su vez, declaró que está por generar un crecimiento económico que permita no solo a las empresas verse beneficiadas, sino que también el generar empleos decentes que posean seguridad social. “Los empresarios no tienen por qué ver a los trabajadores con desconfianza toda vez que sin ellos no pueden progresar tampoco”, agregó.

Dudar de la capacidad de los trabajadores no es el camino. Hay que volver a reconocerlos como los productores de la riqueza en Chile y en el mundo, debiendo dar un paso hacia el progreso con la consolidación de derechos, empleos dignos y crecimiento sostenible.